• Información general sobre humidores
  • ¿Qué es un humidor y por qué es necesario?

    Se podría decir que el Caribe, en donde se tuercen la mayoría de los puros, es un humidor natural. El término humidor viene del vocablo latín humidus, húmedo. Los humidores, desde el cómodo humidor de viaje al armario de puros que pueden guardar miles de puros, le proporcionan un micro clima húmedo a sus puros.

    La gran mayoría de los puros premium son de tripa larga. Las tripas de estos puros están hechas de hojas de tabaco enteras que se enrollan estando aun húmedas.
    Es necesario mantener una cierta cantidad de humedad si se quiere conservar su sabor original. Para guardar los puros de tripa larga, se recomienda un nivel de humedad relativa del 68%-75%.

    En el Caribe, debido a que los niveles de humedad son siempre altos, los puros se pueden guardar al aire libre o en cajas, sin necesidad de humedad artificial. Desafortunadamente, en el norte, la humedad a veces baja al 30%, especialmente en invierno. Debido a la diferencia de humedad entre los puntos de origen y de destino, es fácil que los puros se sequen con facilidad si no se conservan adecuadamente. Esto puede pasar en tan solo unos días.


    La humedad dentro del tabaco mezcla los diferentes aromas y aceites esenciales de los puros. Los puros que están expuestos a un ambiente seco de forma regular pueden verse alterados de forma permanente.

    Un humidor es un contenedor cerrado, generalmente hecho de madera, que lleva un sistema de humidificación. Al mantenerse un buen nivel de humedad, los puros se pueden guardar casi de forma indefinida. El nivel de humedad se mide con un higrómetro.
    La mayoría de los humidores vienen ya equipados con un higrómetro.

    En nuestra tienda en línea, se pueden encontrar más de cien humidores diferentes - además de una buena selección de higrómetros diferentes.

    ¿Cómo funciona un humidor?

    Para mantener una humedad relativa constante del 68% al 75% dentro del humidor, se usa un sistema de humidificación. Este es el nivel ideal de humedad para guardar puros. Para que esto suceda, el humidor debe cerrar de forma relativamente hermética para evitar que se escape la humedad.

    Lo ideal es que las paredes interiores del humidor estén hechas de algún tipo de madera que absorba humedad. Esto compensará rápidamente las pequeñas fluctuaciones en el nivel de humedad al abrir el humidor. El sistema de humidificación, especialmente seleccionado para ajustarse al tamaño del humidor, debería poder alcanzar un nivel de humedad y mantenerlo dentro del rango deseado.

    No deben preocuparnos las pequeñas desviaciones temporales en el nivel de humedad, que no dañarán nuestros puros. Sin embargo, dejar que se sequen los puros fuera del humidor, puede causar un daño irreparable en tan sólo unos días. Con el tiempo, los niveles de humedad de dentro de los puros se adaptan a la humedad del ambiente. Cuanto mayor sea la diferencia entre el nivel de humedad del ambiente y el de dentro de los puros, antes se evaporará la humedad del puro.

    Lo difícil es crear condiciones climáticas uniformes en todas las zonas del humidor. Debido a deficiencias en el diseño de muchos humidores, los estantes y las bandejas pueden actuar como barreras de humedad. Los fabricantes respetables incorporan suficientes orificios dentro del humidor que permite que circule el aire.

    La circulación de aire juega un papel importante en la creación de condiciones climáticas uniformes dentro del humidor. Los sistemas de humidificación electrónicos activan un pequeño ventilador durante intervalos regulares en el humidor. Sin humidificadores electrónicos, sólo circula el aire cuando se abre el humidor, por lo que un uso esporádico del humidor puede resultar en una mayor variación en el nivel de humedad del humidor.

    Inevitablemente, hay un mayor nivel de humedad en los conductos de ventilación del sistema de humidificación. Se debe prestar especial atención a los puros que se encuentran cerca de la ventilación.

    Además de mantener la humedad de los puros a un cierto nivel, el humidor también cumple otra función importante. Protege los puros de aromas externos. Los puros absorben fácilmente los olores y sabores de su entorno y deben guardarse por separado, lejos de productos con olores fuertes. Este es uno de los motivos por los que no debe usarse detergente para limpiar el interior del humidor. La excepción que rompe la regla es la madera de cedro español, cuyo fuerte olor armoniza perfectamente bien con el aroma natural del tabaco y puede, incluso, ser beneficioso en el desarrollo del sabor del puro.

    ¿Por qué necesita un humidor madera de cedro español?

    Un humidor puede estar hecho de varios materiales, pero es muy importante el tipo de madera que se usa en el revestimiento interior. La mayor parte de los humidores, de cualquier rango de precio, se hacen ahora con madera prensada chapada con madera sólida. Lo más importante es el espesor y el tipo de la madera que se usa en el interior. El cedro español ofrece una serie de ventajas:

    Aroma: el aroma especial de la madera de cedro español armoniza perfectamente bien con los aromas del tabaco e influye positivamente en el desarrollo de los puros.

    Humedad: la madera de cedro español puede guardar mucha humedad y liberarla más tarde. Esto no sólo compensa las fluctuaciones al abrir y cerrar el humidor, sino que además asegura un clima uniforme en el humidor. La madera de caoba y otras maderas tropicales pueden también guardar humedad hasta cierto punto, pero no ofrecen otras ventajas que ofrece el cedro español. Si se usan otros materiales en el interior del humidor, que no guardan la humedad, como el cristal, los puros sufrirán mayores fluctuaciones en el nivel de humedad del ambiente.

    Protección contra los escarabajos del tabaco: la madera de cedro español es un repelente natural contra los insectos, por lo que reduce el riesgo de infestación de escarabajos del tabaco.

    Es muy importante que el cedro español se seque bien antes de usarlo en un humidor. Este proceso se lleva a cabo en hornos de gran tamaño. Si la madera no se seca adecuadamente, puede desarrollar, a lo largo de los años, una especie de residuo pegajoso en la superficie que es muy difícil de quitar.

    Sin embargo, el cedro español es costoso y, a veces, difícil de obtener, sobre todo en China, pero también en otros países en donde se fabrican humidores. Hay que importar la madera de América Latina o de plantaciones del África Occidental. En muchos países, no hay suficiente demanda, por lo que algunos madereros no consideran importante importarla. Para las personas de a pie, y a veces para fumadores expertos, la diferencia con otras maderas tropicales no es perceptible en el momento de la compra. Por lo tanto, en la práctica, se usan muchas veces otras maderas tropicales o caoba dentro del humidor. A menudo, se usa el cedro rojo, a veces por ignorancia y debido a que ambas maderas tienen un nombre muy similar. Sin embargo, esta madera no es adecuada para un humidor, ya que su fuerte olor arruinará el aroma de los puros.

    Otro problema habitual es el uso de chapas finas.
    Las chapas con un espesor menor a 1 mm. no ofrecen las ventajas del cedro español. Puesto que el espesor del revestimiento no es visible al comprar un humidor, representa una gran oportunidad de reducir costes. Esto es una cuestión de confianza. Con fabricantes conocidos, como adorini o Elie Bleu, el comprador puede estar seguro de que el espesor del cedro de sus humidores es el adecuado. En nuestra tienda online se puede comprar cedro español directamente.

    ¿Puede un humidor recuperar puros secos?

    La humedad relativa ideal para guardar puros es de 68-75%. Por decirlo de otra manera, los puros deben tener un nivel de humedad absoluta de 12-14%, aunque cuando se fabricaron tenían al menos un 20%.

    Si la humedad dentro del puro denota su condición y esta se secase, el sabor cambiaría. Esto impacta de forma negativa en el puro, en la forma de quemarse y en las caladas.


    Humedeciendo lentamente y con algo de paciencia, es posible recuperar la humedad adecuada de un puro en un humidor. Según la condición del puro, sin embargo, es posible que su aroma característico y sus aceites naturales se hayan perdido. Un puro demasiado seco, o uno demasiado húmedo, es posible que dañe su envoltorio. Esto no se puede arreglar al hidratar el puro puede que un exceso de humedad demasiado rápido durante este proceso sea precisamente la causa.

    ¿Es posible usar un humidor para guardar tabaco de pipa?

    A los puristas aficionados no les gusta demasiado guardar sus Habanos especiados en el mismo humidor que sus elegantes puros suaves dominicanos. Cuando guardamos puros diferentes en un mismo humidor, sus aromas se pueden mezclar, lo que altera de forma permanente el sabor del puro.

    El tabaco de pipa suele tener un olor afrutado o a vainilla muy fuerte, especialmente los aromatizados. Pero esto aplica también a los tabacos ingleses típicos, con un olor muy característico. El tabaco de pipa debe guardarse siempre en un humidor en el que no haya puros.

    Es recomendable probar el tabaco con diferentes niveles de humedad. Se puede realizar el experimento usando Paquetes Boveda de diferentes niveles de humedad dentro del humidor. Adorini ofrece una caja para pipas, así como un armario para pipas, en los que puede guardar el tabaco con las pipas y mantenerlo en el nivel de humedad desado.
  • Comprar un humidor
  • ¿Cuáles son las marcas de humidores y los fabricantes más conocidos?

    En nuestra tienda, encontrará una gran oferta de humidores de los fabricantes principales. Adorini, Zino Davidoff y Elie Bleu son sin duda algunas de las marcas de humidores de renombre internacional.

    • En las dos últimas décadas, adorini se ha establecido como una de las marcas principales en la fabricación de humidores. En parte, esto se debe a que sus humidores ofrecen los mismos estándares que otros humidores de mayor rango económico pero a precios más competitivos, debido a la producción a gran escala.

    • El fabricante francés Elie Bleu es probablemente el fabricante más conocido en el rango de precios más elevado. Sus humidores llamativos e imaginativos suelen ofrecerse como ediciones limitadas.

    • Zino Davidoff es una de las marcas más conocidas y ha sido uno de los fabricantes principales de humidores y accesorios para puros durante años.

    • Habanos, el conocido fabricante de puros cubanos, produce también su propia colección de humidores para las marcas premium de puros Montecristo y Cohiba.

    ¿Qué es un humidor de viaje?

    Los humidores de viaje son la solución perfecta para llevar nuestros apreciados puros a cualquier sitio. Funcionan de la misma manera que los humidores clásicos. Antes de comprar uno, es aconsejable decidir la cantidad de puros que queremos llevar y la duración del trayecto. Para viajes durante el día, suelen ser suficientes los tubos metálicos. Sin embargo, para fines de semana o vacaciones, es posible que sea mejor opción un humidor de viaje.


    Se han de tomar en cuenta dos cosas principalmente:

    1. La regulación de humedad es más difícil en humidores de viaje pequeños, ya que suele haber menos espacio para que el aire pueda circular. Lo idea es que los puros no tengan contacto directo con el sistema de humidificación (por ejemplo, el conducto de ventilación). Los humidores de cedro español tienen la ventaja de que las paredes amortiguan la humedad y ayudan a regular las fluctuaciones del nivel de humedad. Si el humidor de viaje lleva tiempo sin usarse, es necesario limpiar las paredes de cedro con un paño para restaurar la humedad.

    2. Es necesario evitar que los puros se muevan dentro del humidor de viaje. De lo contrario, el movimiento constante dañará el envoltorio. Muchos humidores de viaje utilizan separadores de espuma, para evitar que se dañen los puros.

    Los humidores de viaje, como el conocido Cigar Caddy, son inmunes a golpes y protegen muy bien los puros. Sin embargo, es mejor que un humidor de viaje tenga madera de cedro español en su interior.

    ¿Cuál es el mejor sitio para comprar un humidor?

    Hasta cierto punto, la compra de un humidor es una cuestión de confianza. Para los profanos en la materia, y algunos fumadores experimentados, es casi imposible diferenciar entre madera de cedro español y otras maderas tropicales. Hay que tener en cuenta aspectos importantes, como el espesor de la madera de cedro, que no se pueden apreciar sin dañar el humidor.

    Desafortunadamente, es posible que lleve unas semanas determinar si un humidor retiene la humedad y si un humidificador es apropiado para el humidor.

    El consejo más útil viene de fumadores experimentados que usen ese humidor, de recomendaciones de amigos o de reseñas en línea. Con marcas conocidas, que llevan tiempo en el mercado, podemos estar seguros de que usan madera de cedro español en el interior del humidor y que no se ha intentado reducir costes durante el proceso de fabricación. Se recomienda precaución al comprar humidores de marcas menos conocidas.

    Otro factor decisivo a la hora de comprar un humidor es la gama de productos. Los humidores son productos de mercado muy específicos y la mayoría de las tiendas disponen de una cantidad limitada. Al comprar en línea, es aconsejable prestar atención a la política de devolución y asegurarse que es posible devolver el producto si no es del todo satisfactorio. HumidorDiscount ofrece un periodo de cambio de 100 días y un personal experto que puede aconsejarnos antes y después de la compra.

    ¿Necesito un humidor que además controle la temperatura? ¿Afectan los cambios de temperatura en el humidor a los puros?

    El control de temperatura sólo es posible en humidores grandes, ya que la tecnología necesaria ocupa mucho espacio. Por esta razón, esta opción sólo es viable en armarios humidores. Es inevitable compararlos con vinotecas y bodegas. Deben regular la temperatura para vinos blancos y tintos pero no suelen controlar el nivel de humedad, que es crítico para los puros. El nivel de humedad que solemos encontrar en las vinotecas o bodegas suele ser mucho más bajo que el nivel recomendado. El mayor reto en el control de temperatura de los armarios humidores es la interacción entre la temperatura y el nivel de humedad relativa.

    ¿Afectan las fluctuaciones de temperatura a los puros?

    Como ya hemos dicho en alguna ocasión, lo más importante es la humedad relativa dentro del humidor. Si fluctúa entre el 68% y el 75%, todo está bien. Los puros pueden mantener un peso de agua interna del 12-14% en un rango de temperatura de 16-28°C. En este caso, la humedad no se escapa. Estas son temperaturas propias de interior. Si no exponemos el humidor a temperaturas extremas, como la luz directa del sol, conservar la humedad dentro del humidor debería ser sencillo.

    Para el almacenamiento durante un largo de periodo de tiempo, se recomienda guardar los puros a una temperatura algo más baja, de 16-22 °C. Esto permite que los aromas de los puros sigan madurando lentamente. Aunque haya alguna pequeña fluctuación en el nivel de temperatura, los puros no deberían verse afectados. En nuestra tienda, se pueden encontrar armarios humidores con control de temperatura.

    ¿Cómo debería cerrar un humidor? ¿Debería no dejar pasar el aire en absoluto?

    La tapa del humidor debe cerrar lo más herméticamente posible, ya que estamos creando un micro clima con un nivel de humedad muy específico, en el que los puros se conservan en perfecto estado y en el que no necesitamos rellenar el humidificador con frecuencia.

    A pesar de esto, es aconsejable una cierta circulación de aire. Las ventajas de los humidificadores de aire controlados de forma electrónica pasan a un primer plano. Sus sensores miden de forma continua el nivel de humedad y activan un ventilador interno que hace que el aire circule dentro del humidor en intervalos de tiempo regulares.

    En humidores con humidificadores convencionales, el aire circula únicamente cuando se abre, por lo que es razonable abrirlo de vez en cuando. Esto evita que la humedad se quede en zonas localizadas y que haya diferentes niveles de humedad en el humidor.

    ¿Qué materiales son los más apropiados para un humidor?

    La madera de cedro español que se usa en el revestimiento de humidores ofrece una serie de ventajas en comparación a otras maderas: retiene y distribuye el nivel de humedad, protege contra los escarabajos del tabaco e influye de forma positiva en el proceso de maduración. Sin embargo, los humidores hechos de cedro español macizo no son muy recomendables.

    Hoy en día, la mayoría de los humidores, de cualquier precio, se hacen exclusivamente con aglomerado de fibras de madera (MDF). Hay buenas razones para ello. Los humidores se ven expuestos a grandes fluctuaciones de humedad y la madera maciza corre el riesgo de hincharse con el tiempo. Además, el cedro español es muy suave, por lo que se daña con facilidad. La madera de cedro español puede también desarrollar una especia de resina pegajosa en la superficie. Es difícil retirar esta resina sin dejar marcas. Si la madera no supera los 10 mm. de espesor, el riesgo se minimiza. Para ello se debe secar la madera adecuadamente antes de la producción del humidor. Con una madera de mayor grosor, la posibilidad de desarrollar esta resina aumenta, con el riesgo de que se dañe la superficie.

    El humidor ideal debería ser de aglomerado con revestimiento interior de cedro español de al menos 2 mm. de espesor, para aprovechar los beneficios de la madera. Muchos humidores, desafortunadamente, suelen usar un revestimiento menos grueso, que es insuficiente. El resto de complementos hechos de madera deben también estar hechos de cedro español. Detallamos aquí los beneficios de la madera de cedro español en humidores.

    ¿Quién fabrica los mejores humidores?

    En la pregunta anterior, ¿Cuáles son las marcas más conocidas de humidores y sus fabricantes?, proporcionamos una lista de algunos de los fabricantes internacionales conocidos. Cualquiera de esos fabricantes tiene la experiencia suficiente en la fabricación de humidores y utiliza materiales de alta calidad y componentes duraderos.

    Un precio elevado no siempre garantiza una mayor calidad en el humidor. Un buen ejemplo sería cuando un diseñador conocido decide sacar una línea de humidores sin consultarlo con fabricantes experimentados.

    ¿Se puede guardar puros en vasijas?

    En Cuba, han usando vasijas de cerámica para guardar y exhibir puros durante más de 200 años. Habanos, el proveedor principal de puros habanos, ofrece de forma ocasional ediciones limitadas empaquetadas en vasijas.

    Las vasijas nos permiten guardar los puros, siempre que cierren de forma hermética y siempre que los puros que se guarden en su interior tengan la humedad adecuada. Por lo tanto, no requieren humidificador. En cuanto se abre la vasija en casa, sale la humedad y, por lo tanto, sin un humidificador, no se puede restablecer el nivel de humedad. Es necesario fumarse los puros o guardarlos en un humidor.

    Si las vasijas vienen con un humidificador desproporcionalmente grande, los puros podrían humedecerse demasiado. Al igual que los humidores de viaje, hay que prestar especial atención a que los puros no entren en contacto directo con el conducto de ventilación del humidificador.

    ¿Puedo usar envases de plástico para guardar puros?

    Habitualmente, a los principiantes que aún no tienen un humidor, se les dice que utilicen un recipiente de plástico como solución temporal para guardar los puros. ¿Es eso acertado?

    Aquí nos encontramos con un problema similar al que tenemos con las vasijas para puros. Cada vez que se abre, se pierde humedad pero meter un humidificador dentro de un contenedor de plástico hace peligrar su contenido por una posible saturación. Con simplemente poner un vaso de agua con una esponja en el interior, se puede asegurar un ambiente más que húmedo. Además, es posible que el olor del contenedor de plástico se transfiera a los puros.

    Pero el peor consejo que se le puede dar a un principiante es meter los puros en la nevera. Los puros no deben guardarse nunca en la nevera, ya que el nivel de humedad es muy bajo y es una fuente ilimitada de aromas. Además, los puros deberían guardarse a una temperatura superior a los 16 grados centígrados.

    Si guarda los puros en un contenedor de plástico, tendrá que controlar muy cuidadosamente el nivel de humedad. Le recomendamos que guarde los puros que vaya a consumir en una semana como mucho. De lo contrario, convendría considerar la posibilidad de adquirir un humidor y así poder guardar los puros el tiempo que quiera.

    ¿Puedo usar bolsas de plástico o tubos de metal para guardar puros?

    Los tubos metálicos y las bolsas de plástico herméticas permiten que los puros bien conservados aguanten durante varios días antes de secarse. Para el uso temporal de bolsas de plástico, es necesario eliminar el aire dentro de la bolsa antes de sellarla. Los tubos y las bolsas de plástico no deben exponerse a la luz solar directa ni a un calor excesivo, ya que pueden humedecer los puros en exceso. Además, los tubos y las bolsas solo deben abrirse en el momento de fumar el puro, para evitar la pérdida de humedad.
    Como excepción, tenemos la funda de acero inoxidable para dos puros de adorini, con un humidificador mini integrado y revestimiento de cedro español o la funda para un puro. La humedad que pueda perderse al abrir la funda, se recupera rápidamente al cerrarla.

    Ni siquiera los puros que vienen en tubos de metal o celofán se pueden guardar así de forma indefinida, ya que la humedad se perderá con el tiempo. Para un uso a largo plazo, los puros deben guardarse en un humidor para controlar el nivel de humedad.

    ¿Cómo afecta una tapa de cristal a un humidor?

    En los restaurantes y bares se suelen usar humidores con tapa de cristal. ¿Qué ventajas y desventajas tiene?

    La ventaja principal es que los clientes pueden mirar dentro, elegir el puro y abrir el humidor únicamente para cogerlo. Esto evita que se pierda tiempo al elegir el puro y que haya fluctuaciones de humedad en el micro clima. Otra gran ventaja es que se puede verificar la humedad con el higrómetro sin necesidad de abrir la tapa.

    Estas ventajas son igualmente válidas si se opta por un humidor con tapa de cristal para casa o para la oficina. Es muy útil para mostrar nuestros puros a amigos o compañeros de trabajo.

    En ambos casos, la desventaja principal es la luz, que puede provocar que las etiquetas se difuminen con el tiempo. Si fumamos y renovamos los puros con frecuencia, esto no supone ningún problema. Los humidores no deben estar expuestos en ningún caso a la luz solar, siendo aun más importante cuando se tiene un humidor con tapa o pared de vidrio.

    ¿Qué accesorios son estrictamente necesarios para un fumador de puros?

    En la década de los 70, el tabaco Stanwell acuñó un eslogan memorable: "Tres cosas necesita un hombre: Fuego - Pipa - Stanwell".

    Igualmente, podemos hacer una recomendación en la misma línea a cualquier aficionado que no quiera demasiados artilugios. Al principio, se necesita: Fuego - Cortador - Puro.

    La mayoría de la gente tendrá ya un encendedor de algún tipo en su casa. Los encendedores económicos y desechables tienden a calentarse, quemando los dedos si permanecen encendidos durante demasiado tiempo. Esto puede ser algo problemático en el caso de los puros, porque al contrario de los cigarrillos, encender un puro lleva al menos un minuto.

    Un encendedor de calidad, como los de S.T. Dupont, no tienen este problema y pueden permanecer encendidos durante mucho tiempo. Los encendedores de llama jet para puros están disponibles a precios razonables y además ofrecen la ventaja de la llama láser que enciende los puros mucho más rápido. Además, muchos encendedores vienen con un perforador integrado, por lo que sólo se necesita un accesorio. La llama jet alcanza temperaturas más altas que un encendedor normal, por lo que se debe mantener el puro encima de la llama azul para evitar contacto directo que sobrecaliente el tabaco.

    Alternativamente, podemos encender los puros con cerillas largas o tablillas de madera de cedro,
    que a menudo vienen incluidas en las caja de puros, pero que también se puede comprar por separado . El olor a cedro quemado aumenta el placer del ritual, tanto a principiantes como a fumadores expertos.


    Si nuestro encendedor no dispone de cortador, necesitaremos un cortador de puros. Los más sencillos están a buen precio. Lo ideal sería buscar uno con doble cuchilla. La calidad de la cuchilla determinará si el corte es limpio.

    Si no pensamos fumar los puros a los pocos día de comprarlos, deberíamos pensar en comprar un humidor. Ver también tiene la intención de fumar los puros dentro de unos días de la compra, realmente debería considerar comprar un humidificador. Ver también ¿Qué humidor se recomienda para principiantes?.

    Con esto, estamos lo suficientemente equipados para empezar. Más adelante, cuando nuestro entusiasmo por los puros crezca, podemos completar nuestro equipo con esto: cenicero para puros, funda para puros y un sistema de humidificación electrónico.

    ¿Qué humidor se recomienda para un principiante?

    Incluso un principiante debe asegurarse de que sea cual sea el humidor que elija debe tener las características básicas de un humidor. Por suerte, los humidores pequeños de fabricantes conocidos, como adorini no tienen un precio elevado.

    Para aquellos que comiencen a fumar, el adorini Torino Deluxe en negro o el Cedro son opciones excelentes. El Torino es el humidor más vendido de nuestra tienda.


    Si, por otro lado, estamos seguros de querer continuar fumando, podríamos considerar empezar con un modelo más grande. La mayoría de los fumadores suelen tener problemas de espacio. Puesto que el humidor se usará para guardar tipos de puros diferentes, algunos para fumar inmediatamente y otros para guardar para ocasiones especiales, debemos tener en cuenta que los puros comenzarán el proceso de añejamiento dentro del humidor para un desarrollo óptimo de su sabor.

    Otra ventaja importante que ofrece un humidor algo más grande es que eventualmente podemos meterle un sistema de humidificación electrónico. En humidores más pequeños, como el Torino, esto no es posible debido a la falta de espacio. Salvo el Torino, todos los humidores adorini disponen de espacio suficiente para meter un humidificador electrónico.

    Los sistemas de humidificación electrónicos hacen que el almacenamiento de puros sea simple y mantienen los puros perfectamente acondicionados. El sistema de humidificación electrónico puede cambiarse, si se desea, a un humidor más grande.
  • ¿Qué hay que hacer con un humidor recién comprado antes de usarlo?
  • ¿Cómo configuro el humidor?

    Lo primero es limpiar las paredes interiores y los estantes con un trapo limpio. El cedro español absorbe la humedad, por lo que pasarle un trapo a la madera evita que la madera seca de los paneles internos absorba la humedad de los puros. Se recomienda encarecidamente usar agua destilada en todo lo relacionado con el humidor para evitar que se forme cal en la superficie de la madera.

    Después, se debe rellenar el humidificador con agua destilada o, alternativamente, con una solución especial que incluyen los humidores adorini. Una vez hecho esto, se coloca el humidificador dentro del humidor y se cierra la tapa.

    Un sistema de humidificación electrónico acelera el proceso de humidificación al principio, ya que seguirá funcionando hasta que se alcance el nivel de humedad deseado. Los sistemas de humidificación convencionales pueden necesitar varios días para alcanzar el nivel de humedad necesario. Para acelerar este proceso inicial, se puede poner un vaso o plato con agua destilada dentro del humidor hasta que se haya alcanzado el nivel de humedad y que las paredes internas hayan absorbido la suficiente humedad. Esto es muy útil en humidores de gran tamaño.

    Una vez hecho todo esto, es necesario calibrar el higrómetro. El vídeo que viene a continuación, muestra como poner un humidor en funcionamiento.

    ¿Necesita un humidor algún cuidado especial?

    Un humidor no necesita ningún cuidado especial, si bien es importante revisar y rellenar el humidificador de forma regular. Los humidificadores electrónicos nos avisan con un sonido o una luz LED cuando hay que rellenarlos. Con el resto de los humidificadores, debemos comprobar el nivel de humedad a menudo. Para esto, hay que revisar el higrómetro. Si el nivel de humedad baja, hay que rellenar el humidificador. Con la debida experiencia, podemos saber cuando hay que corregir el nivel de humedad con tan sólo tocar los puros. Generalmente, la pérdida de humedad al abrir el humidor para sacar un puro es insignificante. El cedro español actúa como un amortiguador natural y las moléculas de agua de dentro del puro tardan en salir. Los humidificadores deben revisarse con especial atención durante los meses más fríos, cuando los niveles de humedad son más secos y el sistema de humidificación consume más líquido.
    Lo que mucha gente suele ignorar, incluso muchos fumadores expertos, es que los elementos de la esponja deben cambiarse cada año, dos como mucho. Muchos fabricantes no especifican el riesgo de que se acumulen gérmenes y bacterias en las esponjas. El uso de líquidos especiales puede retrasar esto significativamente. Por lo tanto, es importante comprobar que la esponja se puede cambiar. En nuestra tienda, se pueden encontrar recambios de esponjas de polímeros acrílicos para humidificadores, con el tamaño adecuado para el popular humidificador adorini deluxe pero que, si fuese necesario, se pueden cortar para ajustarse a otros humidificadores, siempre que estos se puedan abrir.

    ¿Cuál es el lugar más adecuado para poner en marcha el humidor?

    Lo más importante aquí es la temperatura. Generalmente, las fluctuaciones de temperatura del día a día no representan ningún peligro para el humidor. Sin embargo, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:
    • El humidor no debería estar expuesto a la luz solar directa. Los incrementos bruscos de temperatura, aunque duren poco tiempo, se asocian a las fluctuaciones en el nivel de humedad relativa dentro del humidor y estas deberían evitarse.

    • Por esta razón, el humidor no debería colocarse cerca de la calefacción o del aire acondicionado.

    • Debemos evitar el frío extremo. Las habitaciones sin calefacción o las bodegas no suelen alcanzar la temperatura mínima recomendada de 16°C, sobre todo en invierno.

    ¿Cuál es la mejor manera de guardar puros durante un largo periodo de tiempo?

    En los últimos años, ha crecido el interés por madurar puros. Varios fabricantes intentan ahora vender puros que han madurado durante varios años, generalmente como ediciones limitadas. Al igual que un buen vino, los puros que han madurado mejoran su sabor considerablemente. El proceso se llama añejamiento.Los sabores se acentúan, son más harmoniosos y el puro pierde cualquier aspereza. Sin embargo, puesto que los puros no se ofrecen en diferentes etapas del añejamiento, depende del aficionado el organizar el almacenamiento a largo plazo de sus puros favoritos. Al contrario que los puros que se comercializan para el consumo inmediato, se recomienda un nivel de humedad del 63-70% para almacenamiento a largo plazo. Esto, además, reduce el riesgo de infestación de escarabajos del tabaco y de que salga moho dentro del humidor.

    Un sistema de humidificación electrónico, especialmente diseñado para puros, como el que se usa en armarios para puros, o el que se usa para humiores de mesa, es esencial para el almacenamiento de puros a largo plazo. Aseguran un clima uniforme dentro del humidor a través de la circulación de aire, previniendo de forma muy eficiente las bolsas de niveles de humedad elevada dentro del humdior, que provocarían el moho en los puros.

    Si se quieren almacenar durante mucho tiempo, se han de conservar en su caja original. Las cajas de 50 puros son las más codiciadas por los coleccionistas.
    En la caja precintada, los puros madurarán gradualmente y su sabor se hace más suave y más profundo.

    La mayoría de los puros premium se pueden almacenar casi de forma indefinida en los niveles de humedad aconsejados, y casi todos experimentarán un cambio en su sabor muy positivo con los años. Se recomienda guardar los puros dentro del humidor de 6 a 12 meses después de su compra. Para hablar de maduración, tendríamos que guardar los puros durante al menos 2 años.

    El nivel de humedad correcto dentro de un humidor

    Si ya hemos comprado puros en el Caribe, sabremos que suelen estar en estanterías, sin humidor o humidificador a la vista. A veces, esto es debido a una ligero descuido, pero también es debido a la humedad que hay en el aire en estos países, que es mucho mayor que en otras latitudes.

    Lo recomendable habitualmente es que la humedad dentro del humidor esté entre el 68% y el 75%, aunque se permiten pequeñas fluctuaciones.

    Las hojas de tabaco deben estar húmedas para poder enrollarse correctamente. La cantidad de humedad suele ser de un 20%, pero esta baja al almacenar los puros. Para que los puros no se sequen, deben guardar un 12-14% de peso en agua. Para conseguir esto, es aconsejable que se guarden a 16-26°C. Al utilizar un humidificador apropiado para el humidor, la humedad del puro debería estabilizarse en pocos días dentro del humidor.

    Los aficionados anglosajones a menudo guardan los puros a un nivel de humedad algo más bajo, con sólo el 65% de humedad y si guardan los puros a largo plazo, el nivel de humedad que utilizan es el 60%. Los fumadores de puros expertos deberían comparar el aroma de sus puros al guardarlos a diferentes niveles de humedad, ya que el aroma varía según la humedad contenida en el puro. Con los sistemas de humidificación electrónicos, podemos modificar el nivel de humedad dentro del humidor a nuestro gusto.

    ¿Qué hacer si el nivel de humedad dentro del humidor es demasiado alto?

    Superar, a corto plazo, el nivel de humedad atmosférico recomendado no suele suponer un problema y suele deberse a las altas temperaturas externas. Sin embargo, para que el nivel de humedad se asiente en el 75% durante un largo periodo de tiempo, debemos tomar las siguientes medidas:

    • Calibrar el higrómetro para asegurarnos de que nos muestra el nivel de humedad correcto. Los higrómetros analógicos son muy sensibles a la vibración y se deben calibrar de forma regular.

    • Dejar el humidor abierto durante unas horas y el nivel de humedad bajará. Si es necesario, podemos repetir el proceso pasados unos días si el nivel de humedad sigue siendo demasiado alto.

    • Comprobar el sistema de humidificación. Si lo hemos rellenado en los últimos 7 días, puede que el humidificador emita demasiada humedad para el tamaño del humidor. Debemos asegurarnos que rellenamos el humidificador con un poco menos de agua o cambiamos el humidificador por uno algo más pequeño o un humidificador con ranuras de ventilación ajustables.

    • Muchos sistemas de humidificación, como adorini y Elie Bleu nos permiten ajustar las ranuras del humidificador. En casos como este, simplemente cerramos las ranuras, dejando abierta únicamente las más pequeña.

    • Si el incremento de la humedad coincide con los meses de verano más húmedos y cálidos, podemos plantearnos mover el humidor de forma temporal a la bodega, sobre todo si las condiciones climáticas duran varias semanas.

    • Rotar los puros dentro del humidor. Los puros que se encuentran cercanos a los conductos de ventilación del sistema de humidificación suelen estar más húmedos que los de las capas de abajo. Podemos intentar cambiarlos de posición.

    Si superamos el nivel de humedad relativa del 75% es probable que aparezca un polvo blanco o incluso moho.

    ¿Por qué usar solamente agua destilada para humidificar el humidor?

    El agua destilada contiene menos gérmenes y partículas que el agua del grifo. Y lo que es más, el agua destilada no contiene cal, muy al contrario que el agua del grifo según la zona. El agua del grifo puede dejar depósitos de cal permanentes en las paredes del interior del humidor y del humidificador, especialmente en los poros de la esponja del sistema de humidificación.Los líquidos especiales del humidificador contienen principalmente agua destilada, así como aditivos antibacterianos sin olor.

    ¿Qué hacer para evitar el moho en el humidor?

    Al igual que los escarabajos del tabaco, el moho representa uno de los factores más peligrosos para los puros. Pero no hay que preocuparse, podría ser simplemente debido al añejamiento del puro.

    Con el añejamiento del puro se puede apreciar un compuesto proteico que mucha gente puede confundir con moho pero que es completamente inofensivo y que se puede quitar del envoltorio con tan solo un cepillo. Sin embargo, sí puede ser una indicación de que hay demasiada humedad en el ambiente. El moho sería la siguiente fase, si no se baja la humedad.

    ¿Cómo se reconoce el moho? Todo el mundo ha visto alguna vez el moho en el pan. El moho del tabaco es muy similar, con un color verde grisáceo, cubierto de una especie de pelo que se quita en parte con un cepillo pero que deja mancha. El moho puede además afectar a las paredes del humidor a largo plazo. Si hay algún puro con moho dentro del humidor, se aprecia un olor bastante característico.

    ¿Cuándo aparece el moho? Si hay moho en los puros, significa que el nivel de humedad dentro del humidor lleva probablemente varias semanas por encima del 80%. Si esto no ha pasado, es probablemente debido al proceso de maduración del puro.

    ¿Qué hacemos con el moho? Si hemos visto que hay moho, necesitamos verificar cada puro y, desafortunadamente, tirar aquellos puros que estén afectados. Los puros que parezcan estar bien, deben verificarse la próxima vez que abramos el humidor. Aunque el moho no haya afectado la madera del humidor a primera vista, debemos limpiarlo muy bien con un paño seco para sacar cualquier espora. Para retirar cualquier resto de moho, podemos utilizar un secador de pelo. Las esporas morirán si alcanzan una temperatura mayor de 50°C.

    A los humidores de buena calidad, les podemos pasar papel de arena por las paredes.

    En este momento, deberíamos verificar el sistema de humidificación. Sea de esponja o de polímeros acrílicos, sistema activo o - deberíamos abrir el humidificador limpiarlo cuidadosamente. Si la esponja está afectada, debemos tirarla y cambiarla por otra. En nuestra tienda, se pueden comprar esponjas de polímeros acrílicos de recambio. Aunque no encontremos signos evidentes de que el humidificador está afectado, recomendamos encarecidamente cambiar el agente del humidificador (esponja, etc.) para minimizar el riesgo de otro brote y limpiar todo el sistema de humidificación.

    ¿Cómo puedo arreglar la causa? Habitualmente, el sistema de humidificación es el culpable. Puede que sea demasiado grande para el humidor o que los puros se hayan guardado demasiado cerca. Podemos considerar un sistema de humidificación adaptado al tamaño del humidor y a la cantidad de puros que haya dentro. Lo ideal es que sea un sistema de humidifiación electrónico que nos proporcione un control de la humedad más preciso, además de una apropiada ventilación del aire.

    Leer también nuestras recomendaciones para demasiada humedad dentro del humidor.
  • Humidificación del humidor
  • ¿Cuál es el mejor sistema de humidificación para un humidor?

    El sistema de humidificación es un elemento indispensable en el funcionamiento de un humidor. En los últimos años, ha crecido mucho la popularidad de los humidificadores electrónicos y el precio de estos humidificadores ha bajado significativamente, haciéndolos más accesibles.
    Un sensor monitoriza el nivel de humedad dentro del humidor. Cuando alcanza el nivel de humedad deseado, un pequeño ventilador distribuye la humedad dentro del humidor. Son varias las ventajas de estos sistemas. En primer lugar, la comodidad: no necesitamos comprobar el monitor constantemente, ya que el humidificador nos avisa cuando debemos rellenarlo. Además, tenemos la seguridad de que el nivel de humedad se mantiene por todo el humidor gracias a la circulación de aire que proporciona el ventilador.

    Si aun no estamos seguros si debemos invertir en un humidificador electrónico, debemos asegurarnos de que nuestro humidificador utiliza un sistema de polímeros acrílicos y debemos vigilar el higrómetro, rellenando el humidificador cuando sea necesario.
    Los paquetes de Boveda que sueltan niveles de humedad predeterminados son también una opción viable. Por motivos económicos, debido al precio de estos paquetes, puede hacer que merezca la pena disponer de un sistema de humidificación electrónico por.

    ¿Qué tipos de sistemas de humidificación hay y cuáles son las diferencias entre ellos?

    Todos los sistemas de humidificacións pertenecen a una de estas categorías:

    • Esponja:
      Durante décadas, se usó en los humidificadores una esponja verde de espuma, parecida a la que se usa en los arreglos florales. La empresa francesa Credo ha sido el mayor proveedor de estos humidificadores durante muchos años, por lo que es común oír hablar de esta marca en este tipo de humidificadores.
    • La esponja se coloca en una caja redonda o rectangular, dependiendo del tamaño del humidor. Simplemente, se mete en agua destilada. Sin embargo, la cantidad de humedad que suelta es impredecible e irregular, por lo que los humidores en los que se usa, están expuestos a variaciones súbitas y significativas en el nivel de humedad. Estos humidificadores aun se utilizan hoy en día en humidores económicos. Es aconsejable cambiar estos humidificadores por otros de otra categoría.

    • Polímeros acrílicos: Los sistemas que usan polímeros acrílicos son los más usados en los humidificadores de las marcas principales. Los polímeros acrílicos pueden venir en forma de cristal o en forma de hilo. Los cristales son muy pequeños cuando están secos y ocupan poco espacio. Al agitarlo, suena como si estuviera relleno de arroz.
      En cuanto añadimos agua, los cristales se transforman en gelatina y aumentan de tamaño, rellenando el humidificador completamente. Si se rellenan correctamente, ofrecen las siguientes ventajas en comparación a la esponja:

    • - Absorben mucha más humedad con el mismo volumen.
      - Sueltan humedad de una forma mucho más uniforme durante varias semanas.
      - Alcanza el nivel deseado de humedad del 70% de forma más fiable.
      - Se reduce el riesgo de crear demasiada humedad.
      - Las fluctuaciones de humedad se compensan más rápidamente.

      Humidipaks Boveda. Estas pequeñas bolsas son prácticas, higiénicas y fáciles de usar. El centro de esta ingeniosa idea es una membrana patentada de osmosis inversa que asegura que la humedad que hay en la solución salina se libere cuando se alcance un nivel de humedad relativa demasiado bajo. Asimismo, absorberá el exceso de humedad si el nivel de humedad relativa es demasiado alto. Puesto que hay que cambiarlos regularmente, no hay tiempo a que aparezcan gérmenes. Estos paquetes duran uno o dos meses y cada bolsa se usa para unos 25 puros. Están disponibles para los siguientes niveles de humedad relativa: 65%, 69%, 72% y 75%.

    • Los sistemas electrónicos
      son, sin lugar a duda, los mejores humidificadores del mercado, hoy en día. En la mayoría de los casos, es necesario comprarlos a mayores del humidor. Casi todos los aficionados suelen cambiar a los humidificadores electrónicos y, cuando los prueban, ya no hay marcha atrás. Los sensores de los humidificadores electrónicos monitorizan la humedad dentro del humidor y liberan la humedad cuando es necesario. Cuando alcanza el nivel de humedad deseado, para de soltar humedad de forma automática. Cuando hay que rellenar el humidificador, se avisa al usuario. Al monitorizar y mantener el nivel de humedad exactamente donde queremos, el sistema electrónico de humidificación hace que nos olvidemos de estar comprobando continuamente el higrómetro.

    ¿Qué líquido dedo usar para rellenar mi sistema de humidificación?

    Independientemente del tipo de humidificador, solo debemos usar agua destilada. Alternativamente, podemos usar líquidos especiales antibacterianos para humidificadores. De lo contrario, el humidificador nos durará menos, debido a los depósitos de cal que se forman en los poros del humidificador y el riesgo de gérmenes es mayor.

    Al usar humidificadores clásicos de esponja, podemos mejorar la capacidad de humidificación al añadir propilénglicol al líquido humidificador. Sin embargo, no debemos usar el propilénglicol en sistemas modernos que utilicen polímeros acrílicos.
  • El higrómetro
  • ¿Cuál es el mejor tipo de higrómetro?

    Con un higrómetro medimos la humedad relativa dentro del humidor. Tanto los higrómetros digitales como los analógicos pueden alcanzar un nivel de precisión exacto dentro de un cierto rango. Los humidificadores están fabricados teniendo en cuenta estos niveles de humedad. Para el almacenamiento de puros, se requiere un nivel de humedad relativa base bastante alto: del 68% al 75%. Los higrómetros de uso de interior o exterior no están fabricados para niveles de humedad tan altos, lo que es esencial para cualquier humidor.


    Entre los distintos higrómetros analógicos, los que usan pelo sintético son los mejores. El nivel de humedad se calibra midiendo la expansión del pelo sintético. Hay menos de 5 fabricantes en todo el mundo que estén familiarizados con el complejo proceso de producción de estos instrumentos. Casi todos los higrómetros miden el nivel de humedad usando una espiral de metal. El método es muy impreciso y puede conducir a desviaciones del +-5% aun con higrómetros bien calibrados. Los higrómetros con espirales de metal deberían cambiarse lo antes posible por higrómetros más precisos.

    Entre los higrómetros digitales, hay un rango de productos que ofrecen diferentes niveles de precisión. Los higrómetros digitales no son en esencia más precisos que los analógicos. Un higrómetro de pelo debidamente calibrado es normalmente más exacto que un higrómetro digital barato. Sin embargo, los higrómetros digitales son menos sensibles a las vibraciones y se calibran menos frecuentemente. La mayoría de los higrómetros digitales de bajo coste carecen de una función de calibración, por lo que, después de uso prolongado, son inevitables las desviaciones en el nivel de humedad relativa. A la hora de comprar un higrómetro, debemos asegurarnos que el modelo que elegimos se puede calibrar. La calidad de los higrómetros digitales se basa en la combinación de varios componentes. El sensor de humedad juega un papel primordial y el uso de sensores de calidad inferior suele ser la causa de que duren poco, incluso con higrómetros fiables en otros aspectos. Además, un higrómetro preciso diseñado para uso en una laboratorio nos garantizará sólo una precisión del +-2%.

    Al medir los niveles de humedad, no podemos esperar la misma precisión que con las medidas de temperatura.

    ¿Cómo se calibra el higrómetro?

    Lo primero es comprobar que el higrómetro dispone de una función de calibración, ya que algunos higrómetros analógicos, y otros digitales, no ofrecen esta función. Los higrómetros analógicos que se pueden calibrar suelen tener un tornillo en la parte trasera, que se usa para calibrarlo. En el caso de los higrómetros digitales, debemos mirar las instrucciones del fabricante. Como se explicó en ¿Cuál es el mejor tipo de higrómetro?, los higrómetros analógicos son particularmente sensibles a la vibración y deben calibrarse a menudo.

    Podemos usar los siguientes métodos habituales tanto para higrómetros digitales como para los analógicos:

    • El Método de la Sal: Debemos rellenar un contenedor con agua, con el fondo cubierto, unos 5 mm. Entonces preparamos una solución salina, por ejemplo 40 grs. de sal por cada 100 ml. de agua. Colocamos un vaso, con la parte abierta hacia abajo, dentro del contenedor y ponemos el higrómetro sobre él. Cerramos el contenedor y lo dejamos durante unas 4 horas. Es primordial que la temperatura sea constante, de 19-21°C. Esto resulta en un 75% de humedad relativa dentro del contenedor. Debemos ser muy rápidos en el siguiente paso. Colocamos el higrómetro en la mano y lo ajustamos al 75%. Si esperamos demasiado, este 75% no será exacto. Cuanto más tardemos, mayores serán las fluctuaciones y menos exacta será la calibración.


    • El Método del Trapo Mojado: Este método no es demasiado exacto pero es más rápido y más fácil que el de la sal. El valor de referencia aquí es del 100% de humedad relativa. Lo simulamos con un trapo mojado que enrollamos sobre el higrómetro. Lo dejamos así durante 1 hora y ajustamos la humedad relativa al 100%.
  • Almacenamiento y maduración de los puros
  • ¿Cuánto tiempo debo dejar que maduren los puros?

    La mayoría de la gente cree que un puro se encuentra en su momento perfecto cuando se compra y que no es necesario que madure. Se asume que el fabricante ha permitido que el tabaco madure y que ha habido un proceso de fermentación óptimo. ¿Es esto cierto?

    La comparación con el vino sugiere que se reconsidere esta cuestión. Hay vinos que se fabrican exclusivamente para ser consumidos a diario y que no pueden guardarse durante mucho tiempo. Los vinos rosados son probablemente el mejor ejemplo. Y en el otro extremo están los vinos burdeos, que nadie bebería en el momento de embotellarlo. Los amantes de los burdeos saben que un burdeos ha de almacenarse en una bodega durante varios años y que su momento álgido ocurre décadas después.

    Lo mismo pasa con la mayoría de los puros cubanos y otros puros premium. Al contrario que el vino, no hay que preocuparse de guardar los puros durante demasiado tiempo. Si almacenamos los puros con cuidado, aunque sea durante varios años, no se dañarán.

    Al igual que con el vino, no se puede decir con exactitud el tiempo que necesitan para madurar, ya que es subjetivo. Como referencia, se puede tomar la de algún puro especial que nos haya parecido perfecto. Pero, al igual que las uvas, los puros son muy diferentes de una cosecha a otra.

    Si se quiere experimentar con la maduración del puro, no hace falta un armario para puros. El mejor resultado es guardando los puros en su caja original de 25 o 50 puros dentro de un humidor. Por lo tanto, un humidor de mesa de gran tamaño podría ser muy útil. De esta forma, se pueden probar los puros a diferentes intervalos, cada pocos meses, hasta que consigan llegar a su mejor punto.

    Independientemente de la maduración de cada puro, los expertos se ponen de acuerdo en que todos los puros premium deben guardarse en el humidor durante al menos 6 meses después de la compra.

    En su libro "Enciclopedia Ilustrada de Habanos Posteriores a la Revolución", el conocido experto en puros Min Ron Nee, incluyó información sobre el añejamiento de la mayoría de los puros cubanos. Desafortunadamente, este libro lleva años agotado y los coleccionistas lo valoran en al menos 1000 USD. Sin embargo, sus recomendaciones se pueden encontrar de forma gratuita. En la tienda de puros Zigarrenwelt.de, se pueden encontrar las recomendaciones de Min Ron Nee para cada puro de la tienda.

    ¿Qué puedo hacer para evitar escarabajos en el tabaco?

    Si vemos un escarabajo del tabaco ya es muy tarde pero, ¿cómo evitarlo? ¿Cuáles son las señales?

    Podemos encontrar pequeñas larvas en el humidor o un polvillo en los puros o en el humidor. Los escarabajos pueden incluso volar al abrir el humidor y veremos agujeros en los puros. En cualquiera de estos casos, es demasiado tarde, ya que muchos de los puros estarán estropeados por dentro. El huevo estaría en la hoja de tabaco antes del enrollado. Al madurar, la larva habrá comido y comido y comido. Tardan unos 120 días en convertirse en escarabajos voladores.

    Tendremos que tirar los puros infestados y tendremos que limpiar muy bien el humidor. Los puros que no estén infestados aun pueden contener huevos o larvas y debemos meterlos en el congelador.

    Los fabricantes de puros suelen fumigar sus puros una vez están terminados pero solamente mueren a temperaturas de -12°C durante varios días. Por esta razón, muchos importadores congelan los puros antes de vendérselos a los minoristas. Si encontramos una infestación de escarabajos o nos preocupa algún recuerdo de las vacaciones, podemos hacer lo mismo en casa. Debemos poner especial atención en sellar bien los puros en algún contenedor para evitar olores externos. Después de esto, debemos descongelar los puros lo más lentamente posible para que el envoltorio no se rompa.

    En el siguiente vídeo, el editor jefe de la Revista Cigar Aficionado habla sobre el ataque de los escarabajos en su humdior.

    La mejor opción es comprar siempre los puros de un vendedor respetable. Los recuerdos de Cuba, sin embargo, pueden acarrear cierto riesgo.

    ¿Cuánto tiempo tienen los puros cuando salen al mercado?

    Muy pocos fabricantes informan al consumidor sobre cuando se han hecho los puros. Los fabricantes cubanos son una excepción, ya que especifican la fecha (mes y año) en la parte de abajo de cada caja de puros. Una vez se guardan en las cajas, pasan unos 4 meses solamente hasta que esta caja llega a las manos del consumidor, que es el tiempo que se necesita para enviar el producto por avión, recibirlo el mayorista y enviárselo al minorista.

    Salvo raras excepciones, ni los fabricantes ni los mayoristas conservan los puros para una mayor maduración. Por razones económicas, todo depende del volumen de ventas y, una vez se ha puesto el sello en la caja, se especifica un precio de venta que no se puede cambiar.

    Por lo tanto, los puros deben madurar en el humidor del aficionado durante al menos 6 meses después de su compra. La mayoría de los puros premium no alcanzan su mejor sabor hasta pasados 2-4 años.

    Incluso aunque los puros hayan madurado lo suficiente antes del proceso de enrollado, la combinación final del tabaco en el producto final es un paso crítico en el desarrollo del sabor del puro. El periodo de espera necesario es parte de un proceso que los sibaritas del vino aceptaron hace tiempo. En el caso del vino, si no ha madurado lo suficiente, un sibarita probablemente no podría beberlo y lo tiraría por el desagüe.

    ¿Qué ventajas tiene el dejar madurar un puro y cómo afecta eso a su sabor?

    Cuando los expertos hablan sobre la mezcla de tabaco y la combinación de sabores, se refieren al proceso que tiene lugar después de que el puro haya dejado la fábrica. A pesar de que los fabricantes de puros usan tabaco maduro para los puros, el sabor continua madurando con el tiempo.

    Al igual que un buen vino, el almacenamiento a largo plazo de la mayoría de los puros premium mejora el sabor del puro. Generalmente, los puros llegan al punto de venta en pocos meses y aun pueden tener un sabor desagradable, parecido al amoniaco, que suele desaparecer al año de su fabricación. Después de su almacenamiento, los puros pierden el tanino y su amargo sabor. Por esta razón, los aromas son más pronunciados, mejora el sabor, se vuelve harmonioso y los puros pierden su dureza. Su sabor se ve acentuado gracias al aroma y sabor del cedro español, cuya influencia es incluso más evidente con el tiempo.

    Si el tabaco no ha madurado lo suficiente, hasta alcanzar la perfección, se añade un factor más, por lo que se aconseja incluso más la maduración del puro. El sabor de los puros recién fabricados es todavía algo rústico. Esto desaparece al dejar que maduren. Con el almacenamiento a largo plazo, durante años, la fuerza del puro desaparece. Es muy aconsejable dejar madurar durante un largo plazo de tiempo los puros fuertes. Al contrario que con el vino, conservarlos durante más años no afectará de forma negativa a su sabor.

    Al igual que los expertos en el vino tienen una bodega, los entusiastas de los puros suelen tener un armario para puros. El fumador de puros se enfrentan a la desventaja que los puros que han madurado durante mucho tiempo no se pueden conseguir en el mercado, lo que hace importante disponer del espacio suficiente para almacenarlos durante mucho tiempo.

    ¿Cómo puedo saber si un puro se ha almacenado correctamente?

    Fumarse un puro es la prueba definitiva para saber si este se ha almacenado correctamente, pero puede haber también algunas señales. Si los puros no han tenido una humidificación suficiente durante un largo periodo de tiempo, el envoltorio podría estar dañado.


    El color del envoltorio puede indicar la exposición del puro a la luz directa del sol. Son las fluctuaciones de humedad y temperatura las que pueden afectar de forma negativa al sabor del puro y no los cambios de color en si.

    Los fumadores expertos reconocen un puro seco con tan sólo tocar la superficie del envoltorio y presionando el puro. Si, por otro lado, el puro se había secado y después se ha recuperado dentro del humidor, esto se notará normalmente en el sabor al fumarlo.

    Al igual que con otros problemas relacionados con los puros (como la infestación de escarabajos del tabaco), comprar en sitios especializados y de confianza, ya sea en línea o en una tienda, es la mejor garantía para conseguir puros que hayan tenido un almacenamiento correcto.

    ¿Qué debo buscar al comprar un puro?

    Comprar un producto de lujo como un puro es una cuestión de confianza. El regalo de un amigo de sus vacaciones en Cuba, por ejemplo, nos hace pensar en dos cuestiones: ¿Es genuino? ¿Podría estar infestado de escarabajos del tabaco ?

    La solución a estas incertidumbres es un vendedor de puros de confianza, local o en línea, con una buena reputación, que nos puede garantizar que la mercancía es genuina y está en buen estado. En ambos sitios, habrá especialistas que pueden resolver dudas y recomendar opciones, si se está buscando algo nuevo, algo que disfrutar durante una comida o simplemente algo adecuado para un amigo que quiere empezar a fumar.

    ¿Pueden guardarse puros en la nevera?

    Es bastante habitual escuchar esta pregunta de principiantes que aun no disponen de un humidor. El nivel de humedad en la nevera suele ser mucho más bajo que en casa. Por lo tanto, cuando los guardamos en la nevera, nos enfrentamos a 2 problemas. Por un lado, los puros se secarán muy pronto. Por otro lado, absorberán olores externos. Si dudamos en si comprar un humidor o no, debemos mantener los puros en bolsas de plástico o tubos de metal y fumarlos como muy tarde en una semana.
    Si queremos guardar los puros durante más tiempo, debemos considerar el comprar un humidor.

    ¿Es posible congelar los puros? ¿Qué pasa entonces?

    El objetivo principal de congelar puros es controlar la aparición de escarabajos del tabaco o sus huevos y larvas. Algunos importadores de puros llevan a cabo este proceso antes de vender los puros para erradicar los escarabajos del tabaco de sus productos. Los puros se congelan a una temperatura de -12 °C durante varios días y luego se descongelan muy lentamente.

    Este proceso lo puede hacer cualquier aficionado, en casa, a la vuelta de vacaciones con puros nuevos, para evitar que no tengan escarabajos del tabaco, huevos o larvas. Pero hay que prestar especial atención al descongelado. Debe hacerse dentro de la nevera y sólo debemos sacarlos a temperatura ambiente una vez estén descongelados del todo. Durante todo el proceso, los puros deben mantenerse en un envase absolutamente hermético, para evitar exponerlos a olores extraños. Si no podemos llevar a cabo este proceso, debemos fumar los puros lo antes posible, ya que el proceso de cambio de huevo a escarabajo lleva 120 días.

    ¿Puedo volver a encender un puro una vez se haya apagado?

    La respuesta rápida a esta pregunta es, sí. Pero, por supuesto, hay algunas excepciones.

    Aproximadamente a los 15 minutos de que se haya apagado, hay un punto de inflexión. ¿Qué es lo que ocurre? ¿Por qué deberíamos abstenernos de encender el puro nuevamente?. Cuando el tabaco se quema, las diferentes sustancias contenidas dentro del puro se activan. Cuando dejamos de inhalar, estas sustancias se asientan en el puro otra vez y penetran el tabaco. Si encendemos el puro nuevamente después de que haya transcurrido un cierto tiempo, el sabor habrá cambiado y no será agradable.

    Para volver a encender un puro, es aconsejable quitar cualquier resto de ceniza. De lo contrario, será difícil hacer que se encienda. Si el puro está frío, será fácil retirar la ceniza.

    ¿Durante cuánto tiempo podemos almacenar los puros en el humidor?

    Suponiendo que el humidor esté en buenas condiciones y el sistema de humidificación funcione correctamente, podemos almacenar los puros durante muchos años. Pero ni el mejor sistema de humidificación nos puede ser útil si no hay suficiente espacio para que circule el aire. Por lo tanto, debemos evitar llenar el humidor demasiado.
    La mayoría de los puros premium deben madurar en casa en el humidor durante varios años para alcanzar un sabor óptimo.

    La mejor forma de entender la diferencia entre un puro joven y uno añejo es comprar una caja entera del mismo tipo de puro y fumarlos, uno a uno, cada pocos meses/años, apuntando las diferencias y experimentando el proceso.

    ¿Cuánto tiempo tarda un puro en secarse?

    No existe una respuesta precisa a esta pregunta, ya que el nivel de humedad relativa (HR) en la habitación juega un papel esencial. Cualquiera que tenga un humidor ya habrá notado que el humidificador ha de llenarse con mayor frecuencia en invierno que en verano. Durante el invierno en Europa Central, el nivel de humedad relativa suele descender a un 30% mientras que en el Caribe es muy poco habitual que baje del 60%. El nivel de humedad ambiental naturalmente acelerará o extenderá el proceso de deshidratación.

    El tiempo que tarda un puro premium en secarse depende completamente de su entorno. Si el puro está inicialmente guardado en un humidor con el nivel de humedad relativa adecuado y luego no rellenamos el humidificador durante un periodo de tiempo largo, podría tardar varias semanas en secarse. Por otro lado, si se deja fuera, sobre el escritorio o la mesa de la sala, sin siquiera el papel de celofán protector, se podría secar en días.

    Es importante tener en cuenta la diferencia entre lo que entendemos por puros secos, tripa corta, tripa larga o puros premium.
    Los puros de tripa corta se fabrican a máquina, con trozos de tabaco. No es necesario guardarlos en un humidor. Los puros de tripa larga se hacen con hojas de tabaco enteras, hechos a mando cuando las hijas aun están húmedas, ya que sino se romperían. Estos puros deben conservar un cierto nivel de humedad, ya que si los puros se secan, los aceites esenciales se evaporarían y se perderían los sabores.

    ¿Debo quitar la envoltura de celofán de un puro?

    Esta pregunta genera mucho debate en los foros de fumadores. Pero, ¿por qué están envueltos los puros en celofán en primer lugar?.


    Esta tendencia comenzó hace muchos años en Estados Unidos y, fuera de Cuba, prácticamente todos los fabricantes utilizan ahora celofán. A los americanos, conocidos por su pragmatismo, les gusta comprar su puro en la tienda, meterlo en el bolsillo y fumárselo durante un partido de golf esa misma tarde o en la terraza por la noche. La capa del puro, sin embargo, no es muy apropiada para esto y es casi inevitable que se estropee. Pero al envolver el puro en celofán, este problema desaparece.

    Incluso los vendedores de puros tienen opiniones dispares acerca de esto. Las ventajas del celofán incluyen la protección y una mayor higiene, ya que a muchos compradores les gusta tocar el puro antes de comprarlo y al envolverlo en celofán evitamos el problema de gérmenes. Por otro lado, muchos aficionados consideran que el envoltorio en celofán no se ajusta a la estética general, ya que el puro envuelto en celofán no es muy bonito.

    Otro aspecto a tener en cuenta es la forma en que un envoltorio de celofán afecta al proceso de maduración de un puro. Aunque el celofán permite que pase la humedad, el proceso de maduración se ralentiza. Al guardar los puros en un humidor, se puede retirar el celofán por razones estéticas, especialmente cuando queremos fumar el puro en un futuro próximo.

    Es diferente cuando hemos comprado una caja entera y la queremos guardar durante mucho tiempo. En este caso, es necesario quitar el celofán.

    ¿Hay que rotar los puros dentro del humidor?

    Generalmente, no es necesario rotar los puros de forma regular. La idea es que los puros que se encuentran cercanos al humidificador están expuestos a un nivel superior de humedad que los que se encuentran más lejos. Es cierto pero sólo supone un problema si no hay suficiente circulación de aire. En este caso, la humedad excesiva se puede meter dentro de estos puros. Habitualmente, esto se debe a que hemos llenado excesivamente el humidor. Guardar menos puros asegurará que hay suficiente espacio entre los conductos del humidificador y los puros.
  • Fumar un puro
  • ¿Cada cuánto tiempo se deben dar caladas al puro?

    La respuesta es simple: lo menos a menudo posible. Para evitar que el puro se sobrecaliente, se le deben dar las suficientes caladas como para que no se apague.

    Esto hace que los fumadores nuevos o incluso algún fumador experto se pregunte cierta cosas.

    En el caso de los puros de tripa larga, es el torcedor el que debe enrollar el puro a mano, asegurándose que el puro nos ofrece una buena calada y un buen quemado. Este es el factor más importante para que el puro no se nos apague a las pocas caladas. Las caladas de los puros de tripa corta enrollados a máquina suelen ser perfectas, pero debido al corte del tabaco en su interior, el quemado es diferente, más rápido que un tripa larga.

    Así que, el torcedor ha enrollado perfectamente el puro, se ha encendido el diámetro uniformemente y se quema perfectamente. Asumamos que es un Corona, como ejemplo. En su famosa guía sobre puros, Zino Davidoff habla de 50-60 minutos de tiempo de fumado.
    No parece demasiado y es probable que el puro se apague antes. 2/3 caladas al minuto no deberían sobrecalentar el puro pero si el tabaco quema demasiado, el sabor del puro podría ser bastante amargo. Esto se debe tener en cuenta en el momento de encender el puro, que se debe hacer lentamente y con cuidado.

    Los fumadores de cigarrillos pueden notar que la transición a los puros es algo rara. Los puros deben fumarse en un ambiente relajado, sin prisas. Un fumador de puros experimentado conecta con el puro, siente cada calada y regula un quemado irregular, si fuese necesario.

    ¿Cómo puedo evitar inhalar el humo del puro?

    Durante la calada, el humo debe dejarse dentro de la boca y, ocasionalmente, puede subirse a la nariz. Los fumadores de cigarrillos tienden a inhalar. Los principiantes pueden inhalar al principio sin querer . Un pequeño truco que puede ser de utilidad: justo antes de chupar el puro, inhalamos suavemente, lo justo para que los pulmones estén llenos. Al hacer esto, evitamos la la necesidad inmediata de inhalar. Por razones de salud, es importante no inhalar el humo del puro.

    Los fumadores definen la calada como el humo que se aspira hasta el paladar. Podemos moverlo, como si fuera un sorbo de vino, y saborearlo sin tragarlo. Se suele exhalar a través de la boca pero a veces se puede hacer a través de la nariz. Puede ser difícil respirar a través de la nariz y debemos tener cuidado de no pasar el humo de la boca a la nariz sin inhalar primero. Las membranas mucosas de la nariz absorben más nicotina que si se hace a través de la boca, por lo que no es recomendable hacerlo a través de la nariz de forma habitual. Inhalar el humo puede causar náuseas, especialmente en fumadores esporádicos, y no tiene un sabor agradable.

    ¿Qué nos dice el color de la envoltura sobre el puro?

    Los fabricantes de puros se toman muchas molestias para elegir envoltorios con colores bonitos y llamativos para los puros. Al hablar de comida, es habitual decir que un plato "nos entra por los ojos". Sacar conclusiones sobre el sabor de un puro basándonos únicamente en el color de su envoltorio podría ser un error común entre fumadores inexpertos. El color oscuro de un puro suele asociarse a su fuerza y su sabor. Sin embargo, esto no es siempre cierto. Si hablamos, por ejemplo de un Maduro o un Oscuro, el sabor tiene a ser dulce e incluso achocolatado.

    Recolectar la capa del puro demasiado pronto y los métodos de fermentación pueden afectar al sabor del puro. Los expertos suelen diferenciar 7 colores diferentes, mientras que un empleado de una fábrica de puros responsable de la uniformidad del color en las cajas, el escogedor, puede distinguir múltiples tonalidades.

    • Claro Claro: se usarían como sinónimos el Doble Claro, el American Market Selection o el Candela. Las hojas de tabaco se recolectan muy pronto y se secan con calor artificial. El color de la capa está entre amarillo y verde oliva.

    • Claro: Color característico del Connecticut Shade, que ha madurado dentro de una gasa para protegerlo del sol. Es color es parecido al del café con leche. Las hojas de tabaco se recogen justo antes de que maduren y se secan al aire sin ayuda artificial.

    • Colorado Claro: Este color, entre marrón claro a marrón dorado, nos indica que el puro tiene un sabor más fuerte que las 2 variantes anteriores.

    • Colorado: Esta capa es de un color marrón oscuro con tonos rojizos. Este color solía conocerse como English Market Selection.

    • Colorado Maduro: Para este color, se usan hojas maduras. Son de color marrón oscuro, muy parecido al Maduro. Los puros de este color pueden tener un sabor fuerte y especiado. Si el color marrón tiene un toque de rojizo, se llaman puros Rosados.

    • Maduro: Los colores Colorado Maduro, Maduro y Oscuro son los más oscuros y sugieren un sabor más fuerte. Sin embargo, la fuerza está relacionada con el aroma. Las capas de un Maduro son de un marrón muy oscuro porque fueron expuestas al sol durante mucho tiempo. El sabor tiene un cierto toque dulce. También se conocen como Spanish Market Selection.

    • Oscuro: Esta capa es casi negra. El oscuro se conoce como Connecticut Broadleaf. En cuanto al sabor, son los más intensos de todos los puros de color oscuro.

    ¿Cómo afecta el tamaño del puro al sabor?

    Cualquier fumador de puros, que de vez en cuando fume un cigarillo, aunque sea de su marca habitual de puros, notará una diferencia de sabor significativa. La explicación es simple.


    Normalmente, los diferentes formatos de cada marca de puros, tienen un aroma uniforme debido al uso consistente de ciertas mezclas de tabaco. Si queremos probar una marca nueva de puros, recomendamos comenzar con un formato Corona o, incluso mejor, un Robusto. Esto es recomendable incluso para principiantes, que a menudo tienden a optar por formatos más pequeños. Suelen pensar que los formatos grandes son más fuertes, pero no es cierto.

    Un puro de tripa larga suele estar hecho de 5 tabacos diferentes: el envoltorio, el capote y 3 tabacos diferentes en la tripa. Un artesano debe seleccionar estos tabacos cuidadosamente para que combinen en cuanto a sabor y a cantidad. En los formatos más pequeños, el tabaco más fuerte tiene a dominar sobre los demás, mientras que en un Robusto (con un diámetro de 19.84 mm.) es mucho más fácil alcanzar una mezcla armoniosa.

    El sabor de un puro delgado se acentúa al fumarlo. Este es un factor importante a tener en cuenta al comparar un cigarrillo con un Churchill. El sabor del cigarrillo no tiene la oportunidad de desarrollarse en el poco tiempo en el que nos lo fumamos. En ocasiones, el fumador puede sentir que el cigarrillo es amargo o demasiado fuerte. Con un puro de formato grande, si la mezcla de tabaco es armoniosa, esto no sucede o sucede casi al terminar el puro.

    Además de la mezcla de tabaco, hay otro factor a tener en cuenta a la hora de hablar del sabor del puro. Un puro grueso actúa como filtro natural. Al fumarlo, condensa, humedece y deposita cualquier aroma no deseado lentamente al final del puro. Recomendamos fumar los formatos más sustanciosos. Si queremos disfrutar de una mezcla de aromas óptima,cuanto más grueso, mejor. Únicamente estos puros de mayor tamaño producen el volumen de humo adecuado para permitir que los sabores evolucionen.

    ¿Qué es un puro premium?

    La respuesta a esta pregunta se encuentra en la diferencia entre un tripa larga y un tripa corta, o por decirlo de otra manera, un puro enrollado a mano con hojas de tabaco enteras o un puro hecho a máquina con trozos de tabaco en su interior.

    Aunque esta diferencia podría implicar un descenso en la demanda de los puros de tripa corta, ya que parecen menos tentadores, detrás de la producción hay siglos de tradición. Evidentemente, antes de que existiesen las máquinas, los puros de tripa corta también se hacían a mano. Los puros de tripa corta, así como el tabaco de Indonesia y Brasil, no son peores que los de tripa larga o el tabaco del Caribe. Son simplemente diferentes, así como un Riesling alemán no es peor que un Chardonnay francés.

    La designación totalmente a mano representa la disciplina de los puros de tripa larga. La frase aparece en el sello de todas las cajas de puros correspondientes. Esto va ya implícito en el término tripa larga. Este término nos dice que el puro se ha hecho a mano en su totalidad, durante todo el proceso.


    Cuando se usa el término hecho a mano, significa que se usó una máquina en la producción de la mezcla. El envoltorio se enrolló a mano.


    Hay también filtros medios, en donde la mezcla contiene una combinación de pequeñas hojas cortadas y hojas de tabaco enteras. Suelen enrollarse a mano.

    La calidad del tabaco juega un papel importante en el concepto de puro premium. En Cuba, por ejemplo, el mejor tabaco crece en la Región del Pinar del Río. También se cultiva en la Región Oriente, pero es prácticamente para consumo local o para cigarrillos. Por supuesto, existen diferencias en la calidad en el tabaco de Pinar del Río. Por ejemplo, el tabaco que se usa únicamente para la marca Cohiba.

    Estos aspectos se reflejan en le precio. Hasta qué punto se refleja en el sabor, esto depende del gusto del aficionado.

    ¿Cuánto afecta el envoltorio al sabor del puro?

    Esta pregunta es difícil de responder. La influencia del envoltorio depende en parte de su punto de origen y del proceso de fermentación. Un tabaco de hoja ancha o Maduro, por ejemplo, le da más sabor de manera innata que un Connecticut Shade.
    El tamaño del puro juega un papel importante también. Es una cuestión de ratio entre el envoltorio, el capote y el relleno. Tomemos como ejemplo un Corona: el ratio de envoltorio y relleno es superior al de un Churchill que tiene mucho más relleno.

    Los tests que hemos hecho en diferentes fábricas nos muestran que la influencia del envoltorio en el sabor general puede llegar al 50% o incluso más. Fumamos 2 puros con el mismo capote y relleno pero diferente envoltorio y era como fumar puros diferentes.

    ¿Qué ventajas y desventajas tienen las diferentes maneras de encender un puro?

    Por supuesto, siempre podemos hacerlo como los héroes de oeste y morder el extremo del puro. Sin embargo, no es ni muy estético ni muy práctico, ya que al arrancar el trozo, es fácil dañar e puro y que de desenrolle.

    También existen puristas a los que unos cuantos agujeritos en el extremo del puro les llegan. Un buen puro se puede fumar así pero el sabor será mucho más fuerte. Debido al limitado flujo de aire, el sabor se concentra en el paladar. Algunos aficionados prefieren esta intensidad de sabor pero, como en muchas otras ocasiones, es cuestión de gusto.

    Aparte de estas dos técnicas, existen muchas otras técnicas en el mercado. Hay varios tipos de cortadores de puros, empezando por los clásicos cortadores en V o cortador de cuña, el modelo preferido de nuestros progenitores. Como el nombre sugiere, esta herramienta produce un corte en forma de V en el extremo del puro. En el pasado, los puros de tripa corta eran los más habituales, los perforadores no eran muy conocidos y el corte de cuña era cómodo porque ayudaba a mantener la tripa dentro del puro sin que llegara a la boca del fumador.


    Hoy en día, La herramienta más usada es el cortador de doble hoja. Las dos cuchillas pueden cortar el extremo entero del puro o solo la punta. Este es actualmente el clásico entre todos los cortadores. Fabricado con 2 cuchillas en un marco, generalmente ergonómico, que aplica presión en ambos lados para conseguir un corte limpio y preciso.


    Las tijeras para puros ofrecen ventajas similares aunque no son demasiado prácticas para llevarlas en el bolsillo.


    Existe también el cortador en guillotina. Equipado tan sólo con 1 cuchilla, las guillotinas son planas y caben holgadamente en cualquier bolsillo pero a los cortadores de sólo 1 cuchilla les cuesta mucho conseguir un corte limpio, especialmente si los comparamos con los de doble cuchilla.

    Con respecto a los bolsillos: Si planeamos llevar el cortador en el bolsillo, es aconsejable elegir un modelo con cuchilla que se pueda bloquear. Ha habido muchos casos de dedos ensangrentados.


    El perforador de puros es otra opción. Utiliza una cuchilla redondeada para hacer un agujero en el extremo del puro. Ha habido alguna crítica sobre el hecho de que, mientras fumamos, se concentra humedad en el extremo del puro. Otras críticas dicen que la mezcla de sabores en el paladar sólo sucede si el extremo del puro se ha retirado completamente. El último argumento nos da qué pensar. De hecho, el humo que sale a través de un agujero pequeño es más concentrado que el que puede salir por una abertura mayor, como un corte del extremo entero del puro. Esto significaría, además, que con un agujero más grande, lo que alcanza el paladar es un mayor espectro de sabores. Los perforadores vienen en varios tamaños, por lo que si estamos de acuerdo con el argumento anterior, podemos elegir el de mayor tamaño. Los perforadores vienen en su mayoría equipados con una pieza redonda que expulsa el trozo de tabaco que le hemos sacado al puro, con lo que sólo hemos de vaciarlo en el cenicero. Si somos fans de Perfecto cigars, encontraremos que los perforadores son algo complicados.


    Por último, en esta lista tenemos el Easycut, muy recomendable para principiantes. A menudo, los regalan en diversos eventos. Su mayor ventaja es que tiene una pared detrás de las cuchillas que impide que introduzcamos demasiado el puro. Sólo nos permiten cortar el extremo, evitando que cortemos demasiado y que se abra el puro.

  • Encender un puro
  • ¿Cuál es la mejor forma de encender un puro?

    La respuesta corta es: despacio y con poco calor.

    El calor generado por una cerilla o un encendedor de gas normal es suficiente para encender un puro. Esto requiere algo de paciencia. Cada vez más, vemos a fumadores de puros con encendedores de llama jet muy cerca del puro e intentando dar caladas fuertes. Este calor es excesivo para un puro. El tabaco se quema demasiado y el sabor se vuelve amargo. Puede que le lleve unos minutos enfriarse. Esto empeora si el fumador insiste en darle caladas demasiado seguidas y violentas.

    Lo ideal es que la llama caliente el puro sin necesidad de tocarlo, pero esto requiere mucha paciencia. Si aun no le hemos cogido el truco, es aconsejable usar cerillas o un encendedor de gas. No producen el suficiente calor como para amargar el puro aunque debemos evitar darle caladas al puro al mismo tiempo.

    El extremo del puro debe encenderse uniformemente, todo el diámetro. Al darle una pequeña calada, podemos comprobar que se ha encendido en su totalidad. Debemos comenzar por calentar el extremo, encendiendo el envoltorio y el capote. El capote se enciende con facilidad, por lo que ayuda a encender la tripa y conseguir un quemado uniforme.

    Si se ha apagado el puro, debemos repetir el proceso una vez hayamos retirado la ceniza, si esta no ha caído ya. La ceniza protege las brasas del puro, por lo que intentar encender un puro con ceniza nos llevará más tiempo y no nos dará un quemado uniforme.

    ¿Qué se puede usar para encender un puro?

    Como suele ser, todos los caminos llevan a Roma. Todos tenemos nuestro encendedor favorito u otras formas de encender el puro. Si se usan correctamente, cualquiera es perfectamente válida a la hora de encender un puro y disfrutar de la experiencia.

    Están disponibles las siguientes opciones:


    Para resumir la respuesta a la pregunta ¿Cuál es la mejor manera de encender un puro?, un puro debe encenderse lentamente, para que el tabaco no se caliente demasiado y tenga un sabor amargo. Todas las opciones que acabamos de detallar pueden conseguir esto. La llave es la paciencia y evitar dar caladas muy fuertes y muy seguidas, ya que una cerilla o un encendedor a gas puede producir demasiado calor.

    Los encendedores de llama jet modernos, con su característica llama azul, son los encendedores más popular hoy en día porque son muy prácticos. La llama intensa es fiable incluso con lluvia y viento aunque hemos de ser cuidadosos y evitar que el puro toque la llama directamente, sino situarlo justo encima de la llama.

    Los encendedores a gas butano, como el Zippo, suelen evitarse a la hora de encender puros, ya que el vapor del gas puede afectar al puro y a su sabor.

    También podemos encender el puro con tablillas de cedro o cerillas. Estos métodos requieren algo más de paciencia. Las tablillas de cedro son ciertamente la manera más elegante de encender un puro. Al quemar el cedro, este desprende un aroma que mejora considerablemente la experiencia.
    Podemos comprar por separado las tablillas de cedro diseñadas especialmente para encender puros